Anécdotas de Santiago Papasquiaro Durango.

Jose Martín Rivera. (El Meduso)


Los inviernos en Santiago Papasquiaro son muy fríos, y es aún más frío en la escuela Secundaria José Ramón Valdez
por estar en lo alto de la loma.
En los años 80’s la Secundaria sirvió de casa también a la Preparatoria Silvestre Revueltas (ahora Cobach). Allí se dió
la anécdota que a continuación les relato.

Como el invierno era tan frío, el profesor Camilo Carreón, nos dejaba poner una “lumbrita” afuera del Salón de clase,
en uno de los jardines contiguos al Salón de Actos. El combustible era leña que traíamos en la camioneta de Mauro
Rodríguez “el Pollo” del rancho de Damián Lechuga. Una tarde fuimos a llevar mas leña para terminar la semana, y
antes de bajar la leña en la escuela pasamos por el Jardín Juárez, que ha sido el centro de reuniones de los
habitantes de Santiago Papasquiaro por muchos años. Además que la mayoría de las muchachas que nos gustaban
pasaban por el Jardín. En la plática y el cotorreo nos dieron las 10 de la noche y ya para esa hora entre semana era
raro ver a personas pasar por el Jardín Juárez.
Uno de los jóvenes que sé hacia llamar “Mano Negra” cuando hacía travesuras. Tomó unos trozos de leña y los amarró
con un lazo. Todos pensamos que los llevaría a su casa, pero este joven, los colocó en la espalda del monumento a
Don Benito Juárez que se encuentra en el centro del Jardín Juárez. Parecía como que Don Benito llevase una carga de
leña en la espalda y los libros de la reforma en el frente.
La mañana siguiente, en el receso de las 12 del día llegaron a la preparatoria unos policías municipales, preguntando
por los jóvenes que se reunían en el Jardín Juárez. Nos mandaron llamar a todos los de 5o semestre y de dos en dos
fuimos entrando a la oficina de la escuela donde nos preguntaban lo siguiente: Sólo queremos saber quién le puso la
carga de leña a Benito Juárez. Nadie dijo nada, y solo nos veíamos uno a otro. Mano Negra había entrado con toda la
tranquilidad del mundo a la oficina. Todos quedamos a la expectativa de qué pasaría con Mano Negra si éste fuera
descubierto. Cuando salió Mano Negra habiendo sido de los dos últimos en pasar, nos dijo que las autoridades decían
que nos querían ver a todos en el salón de clase. Una vez más nos preguntaron: Quién le puso la carga de leña a Don
Benito Juárez. Cuando pasó de nuevo Mano Negra al frente le dicen: “Joven, ya nos estamos cansando de estar
preguntando lo mismo”. “Podría decirnos quién le puso la carga de leña a Don Benito Juárez?”  Mano Negra contesto: ”
Pues mire, mi poli,....., a mi pregúnteme de matemáticas, o de estadística, porque en historia ando pero bien jodido.
Los policías optaron, por salir del salón, y una vez afuera se oyeron las carcajadas de los policías, y también las
mismas explotaron en el salón de clase.
Mano Negra y La Carga de leña
Anectotario de Santiago Papasquiaro
Calle Lira, barrio de Altamira.
En Santiago Papasquiaeo.
Los mejores precios
y  mejor calidad.
Tel 862-44-61