La Sorpresa del Futbolista.

 

Hola queridos paisanos y lectores que nos favorecen con su atención.

 

Es para mi una forma de regresar a mi querido Santiago Papasquiaro el recordar junto con ustedes, las anécdotas, historias y sucesos.

Quienes semana a semana buscan leer la nueva anécdota, podrán adivinar al personaje que la protagoniza, tratare de dar detalles de la época o lugares para que más fácilmente ubiquen e imaginen el momento y como sucedió la misma.

 

Es de nuevo el escenario de El parque Zaragoza y al salir de la ganadera donde pasό lo que les contare ahora mismo:

 

Después de una noche de baile, y cotorreo con los amigos, se llego la hora de retirarnos a descansar ya que el astro rey aparecería en cualquier momento, aun sin esta luz natural, caminamos buena cantidad de amigos hacia nuestros respectivos barrios o colonias, cruzando el parque: por el campo de fútbol.

Uno de los más inquietos compañeros del momento, hacia algunos ejercicios de calentamiento y alarde de sus dotes de deportista y del dominio del fútbol. En el lugar donde se encontraba una de las porterías había una caja de cartón de buen tamaño, nuestro amigo el crack del momento corre a gran velocidad para “chutar” con todas sus fuerzas y mandar lejos el empaque antes mencionado. Al hacer el pie contacto con el cartón se escucho  un grito muy fuerte no entendíamos si era de emoción como cuando se grita un goooooooool o que sucedía porque el aspirante al “Pichichi”, se retorcía en el suelo con gran desesperación y tomándose lastimeramente su pie derecho, no sabia si llorar, o reír, o mentarnos la madre, porque nos veía con desesperación, y solo murmuraba sonidos que no entendíamos. Entonces buscamos cual era la razón de su sufrir, descubriendo que la caja de cartón estaba cubriendo una pequeña columna de concreto que el día anterior habían echo los albañiles que trabajaban para ubicar mejor las porterías. Ya podrán imaginar el pie de nuestro amigo que quedo como papaya madura, por mucho tiempo no pudo disfrutar de tan divertido deporte y mucho menos gozar de abrir el baile en el salón de La Unión Ganadera con nuestro alegre corrido: Santiago Papasquiaro mi tierra tan querida......

Recuerden antes de patear fuerte fíjense que el objeto no sea mas pesado que su pie, si no les puede pasar lo que a mi querido amigo que no dio un mal paso, sino un mal golpe.

 

¡Hasta la proxima queridos paisanos!